Responsive Desing: el día en el que se convirtió en obligatorio

Hoy es el día en el que tener una web responsive (esto es, diseñada tanto para pc como para dispositivos móviles, tablets…etc) ha pasado de ser una recomendación a una obligación.

Responsive Desing el día en el que se convirtió en obligatorio

Para aquellos que no conozcan todavía la noticia, repasamos, hace unos días el gigante Google anunció que a partir del día 20 de Marzo no tendría en cuenta en sus variables de búsqueda a todas aquellas webs que no estuviesen preparadas en Responsive.

 Esto dejó helado a todos aquellos que todavía no han hecho los deberes (que por desgracia es un número todavía elevadísimo de empresas, particulares y compaías) que se preguntan: Por qué? Por qué a mí?

 El motivo es sencillo: el primer apellido de Google es NEGOCIO y en este caso nos obliga a no sólo vender nuestros productos por PC, si no también a través de dispositivos móviles y tablets cada vez más y más usados…

 …es decir, continuar generando dinero.

Google News El cierre y sus devastadoras consecuencias

El problema es que la evolución del tema responsive ha sido de auténtica locura en cuestión sólo de unos años.

 En una primera fase todo aquel que se unió pensaba en crear una aplicación o web distinta para los dispositivos móviles a aquella que tenían en la red. Posteriormente ya la propia planificación de cómo crear una web ha cambiado tanto hasta llegar al punto actual, es decir:

 Pensar desde lo más pequeño a lo más grande.

No hay ningún elemento en la web que no se piense en relación al móvil. Todo el proyecto web se centra es la visibilidad interdispositivos.

En mi opinión…Google no hará de golpe semejante criba (incluso ellos saldrían perjudicados) pero, si aún no tienes una web responsive no esperaría un segundo más para crearla.

 Por ello, los consejos para tu página web que te puedo dar al respecto son los siguientes:

  • Confía siempre en profesionales.
  • No caigas nunca en las “páginas web gratuitas”.
  • Y dentro de la profesionalidad, jamás aceptes un presupuesto web que te cueste años amortizar. El motivo es clave y muy sencillo, quizá en menos tiempo necesites una nueva inversión dada la velocidad a la que evoluciona la tecnología.

AntonioPerez2_0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s